Prepararlos para dormir

Como preparar la hora de acostar

Aquí tienes algunos consejos útiles que ayudarán a que tu pequeño concilie el sueño de forma profunda y duradera:

 

  • Establece una  “rutina de buenas noches”, es decir, una secuencia de costumbres que se repitan todos los días. Por ejemplo, en primer lugar la ducha, ponerse el pijama, cenar, lavarse los dientes... Simplemente poniendo un orden a las cosas cotidianas que hace por la noche antes de ir a la cama estaremos ayudando a nuestro hijo a establecer su propia rutina.

  • Evita que en las dos horas antes de irse a la cama realice actividades muy movidas. Es necesario que su cuerpo se encuentre relajado en el momento de irse a la cama.

  • Es muy recomendable que dentro de su rutina se dedique algo de tiempo a pasar un rato en familia, bien leyendo algún cuento, bien jugando a algún juego tranquilo, o simplemente hablando. Esta conexión con sus seres queridos les ayudará a mantener una mayor estabilidad emocional.

  • Es importante que en el momento de acompañarle a la cama también se establezca una rutina, que asimile que el darle las buenas noches es el punto a partir del cual ya debe cerrar los ojos para empezar a conciliar el sueño.