Consejos para enuresis en niños de 5 a 6 años

Mejores trucos para la incotinencia en niños de 5 a 6 años

La enuresis es algo que afecta tanto a padres como a hijos y que puede poner a prueba la paciencia hasta de los padres más calmados. El sufrimiento de los hijos y la interrupción del sueño porque el niño moja la cama convierten la noche en un puro suplicio.

Pero es fundamental disimular delante de los niños y que no noten tu frustración, ya que pueden sentir que te están fallando, llegando a afectarles a nivel emocional. Aquí tienes algunos consejos para mantener la situación bajo control:

Maneja tus expectativas

Conseguir mantenerse secos durante la noche es algo que a algunos niños les cuesta un poco más de esfuerzo y tiempo. Ten siempre presente que la enuresis es bastante común, especialmente en niños.

Estate preparado

Ten siempre pijamas y sábanas de repuesto, una toalla y un par de DryNites®, así estarás preparado para afrontar cualquier imprevisto de forma rápida y fácil. Los cubrecamas DryNites® son otra buena opción para estar protegidos frente a pequeños accidentes, ya que están especialmente diseñados para ajustarse y fijarse al colchón y asegurando la máxima protección gracias a su capacidad de absorción.

Disfruta del descanso

El estrés y la preocupación por mojar la cama suele estar presente durante los momentos previos a la hora de ir a la cama, lo que puede generar cierta presión tanto en padres como en hijos. Establecer una rutina que tu hijo pueda seguir todos los días antes de acostarse os ayudará a reducir esta ansiedad y a convertir estos momentos en algo agradable. Un buen baño, contarles un cuento, o una charla y un abrazo antes de dormir, son buenas opciones para manteneos relajados en estos momentos.

Tómate un descanso

Aunque la prioridad sean tus hijos no te olvides de ti misma. Asegúrate de descansar lo suficiente para que las interrupciones ocasionales durante las horas de sueño no te pongan al límite. Encontrar tiempo para relajarte y descansar durante el día te ayudará a sentirte más preparada en caso de accidentes durante la noche.

Comparte tus preocupaciones

Puede que haya momentos en los que sientas que estás solo y que nadie más pasa por tu misma situación, pero la realidad es que cerca del 10% de los niños entre 3 y 15 años mojan la cama en algún momento. Encuentra a alguien con quien compartir tus experiencias y tus preocupaciones, puede ser un amigo, un familiar, un especialista… Esto te ayudará a llevar mejor la situación.