Motivos de la incontinencia infantil

Causas de la incontinencia infantil

La incontinencia puede ocurrir por numerosas razones. Conocer cuáles pueden ser las posibles causas ayudará a padres e hijos a comprender que es to es algo muy común, y sobre todo que es algo que está fuera del control de los niños. Aquí tienes los motivos que pueden provocar la enuresis:

Factores familiares:

Los problemas de enuresis tienen un fuerte factor hereditario. Si alguno de los padres mojaba la cama de pequeño, existe una probabilidad en torno al 40% de que su hijo también lo haga, y si los dos padres tuvieron problemas de incontinencia, esta probabilidad llega a ser del 70%.

Problemas para la recepción de señales:

Durante la noche, la vejiga debe enviar señales al cerebro indicando que está lleno, y en este momento el cerebro hace que nos despertemos para ir al baño. Algunos niños todavía no han desarrollado la capacidad de realizar esta conexión y su cerebro no responde a estas señales. Esto es algo que se suele solucionar de manera natural, aunque puede haber niños que necesiten algo de ayuda.

Poca capacidad de la vejiga:

Hay algunos niños que poseen una capacidad de vejiga (cantidad de orina que la vejiga puede retener antes de tener la sensación de que está llena) inferior a la media. Esto provoca numerosos viajes al baño a lo largo del día, así como problemas durante la noche. Ayuda a tu hijo a que vaya aumentando la capacidad de su vejiga fomentando que beba mucho líquido a lo largo del día (para niños entre 4-8 años, el Instituto nacional de Salud recomienda una cantidad de 1,000 - 1,400mls al día, lo que equivale a unos 8 vasos)

Falta de hormonas:

Cuando nos vamos a dormir, nuestra glándula pituitaria segrega un mayor nivel de una hormona antidiurética (ADH) que ralentiza la producción de orina en los riñones, así no tenemos que levantarnos al baño. Algunos niños no producen el nivel necesario de esta hormona durante la noche, y es por esto que mojan la cama.

Estreñimiento:

El estreñimiento es una de las causas desencadenantes de incontinencia infantil. Esto es porque cuando el intestino se estriñe hace presión sobre la vejiga y provoca que ésta tenga que vaciarse antes de que esté llena. En estos casos, es importante primero solucionar los problemas de estreñimiento y lo más probable es que con esto desaparezca también la incontinencia.

Nadie tiene que sentirse culpable:

Es importante que recuerdes que si tu hijo sufre enuresis no tienes que buscar ningún culpable. La incontinencia infantil es algo que se escapa del control del niño pero con ayuda y motivación por parte de sus familiares, con paciencia, y si fuera necesario algún tratamiento, este problema se solucionará y no llegará a más.