Principales mitos sobre la enuresis

Mitos más famosos de la incontinencia infantil

Existen muchas afirmaciones acerca de la incontinencia infantil que son completamente falsas. Vamos a resolver algunos de los mitos más comunes:

MITO: La incontinencia infantil es un problema de comportamiento

VERDAD: Los niños que mojan la cama no lo hacen a propósito; aunque la incontinencia infantil puede estar provocada por numerosas causas, nunca es un tema de comportamiento.

MITO: Siempre existe un culpable

VERDAD: No hay que buscar ningún culpable; la incontinencia es algo sobre lo que el niño no tiene control. Hay muchas causas que pueden provocarla, pero en muy pocos casos tienen que ver con un fallo del niño o de los padres.

MITO: Se trata de una situación grave y por la que debemos preocuparnos.

VERDAD: La incontinencia infantil es algo muy común – casi el 10% de los niños de entre 4 y 15 años mojan la cama en algún momento. Son muchos los motivos que pueden provocar esto, y la mayoría de ellos no tienen que ser motivo de preocupación.

MITO: No debes dejar que tu hijo tome líquidos después de las 4 de la tarde

VERDAD: Esto incluso podría empeorar la situación y además puede dar lugar a deshidratación. Esto también puede reducir la cantidad de líquido que la vejiga puede almacenar (hasta llegar a tener la sensación de que está llena). Asegúrate de que tu hijo bebe lo suficiente durante el día y que va al baño regularmente – para desarrollar unos buenos hábitos. Limitar la ingesta de líquidos en la hora u horas previas a irse a la cama puede ayudar a reducir los escapes durante la noche, pero nunca debemos negarle al niño que beba si tiene sed.

MITO: Acompañar al niño al baño durante la noche evitará que moje la cama

VERDAD: Muchos padres se levantan durante la noche para llevar a su hijo al baño porque piensan que esto puede parar, o al menos controlar los escapes durante el sueño. Sin embargo esto puede empeorar la situación, ya que estaremos impidiendo que el niño responda por sí sólo a las señales que enviará su cerebro cuando su vejiga esté llena.

MITO: Existe una solución inmediata para la enuresis

VERDAD: No existe nada que solucione los problemas de enuresis de forma instantánea. Pero hay ciertas cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo, como usar braguitas y calzoncillos absorbentes para por la noche como los DryNites®, que les harán sentirse seguros y protegidos durante las horas del sueño. Si estás preocupado, pide consejo a un especialista, ya que existen clínicas especializadas donde pueden ayudar a tu hijo a solucionar el problema. En todas las situaciones, es importante reconocer la buena actitud del niño frente a este tema, debes apoyarlos para que se sientan respaldados y que no están solos ante este problema.

MITO: Utilizar DryNites® retrasa el fin de los problemas de incontinencia

VERDAD: No existe ninguna evidencia para afirmar que el uso de braguitas y calzoncillos absorbentes retrasa u obstaculiza el proceso de recuperación del niño. DryNites® no hará que la enuresis que padece tu hijo desaparezca, pero sí le ayudarán a sobrellevar esta situación de una manera más discreta y más cómoda.