The component is not available at this moment. Please contact the site administrator.
Tipos de enuresis

Tipos de enuresis - Enuresis primaria y secundaria en los niños

Enuresis primaria, secundaria… Hay muchos tipos de enuresis: aquí están las claves para ayudar a entenderlo mejor.

La enuresis, un fenómeno frecuente

En España, se calcula que unos 400 000 niños y adolescentes mojan la cama de forma regular durante la noche. De modo que la enuresis es un problema bastante frecuente para muchos padres. El 9,2 % de los niños de entre 5 y 10 años mojan la cama de forma habitual, y un 5,8 % tiene entre 6 y 10 años.

Hablamos de diferentes tipos de enuresis, que afectan a los niños de distinta forma

Enuresis nocturna primaria: la más frecuente

Si tu hijo tiene menos de 5 años y nunca ha tenido control de la micción durante al menos 6 meses, hablamos de una enuresis primaria. Es la forma más frecuente (75 a 85 % de los casos de enuresis) y afecta a:

  • 49 % de los niños entre 3 y 4 años (aunque a esa edad todavía no puede considerarse enuresis),
  • 11 % entre 5 y 7 años,
  • 7 % de 8 años,
  • 2 a 3 % de adolescentes.
  • La enuresis primaria es más habitual entre los chicos.

Existen diferentes razones por las que tu hijo no siempre se levanta seco por la noche. Las causas pueden estar relacionadas con un retraso en el desarrollo de la vejiga, un problema hormonal, factores genéticos, etc. No existe un gen de la enuresis, pero sí es cierto que las encuestas familiares muestran que si los dos padres tuvieron problemas de enuresis en su infancia, el riesgo de que su hijo también lo tenga es del 77 %. Esa proporción se reduce al 44 % si solo uno de los padres presentó enuresis en su infancia, y al 15 % si ninguno de los padres tuvo ese problema.

Enuresis nocturna secundaria: cuando vuelve a producirse por segunda vez

Tu hijo presenta una enuresis secundaria cuando reaparece la incontinencia nocturna después de haber estado un periodo controlando la micción. La enuresis secundaria suele producirse entre los 5 y los 7 años. Pero aunque parezca un paso atrás en el control de los esfínteres, tampoco es excepcional. Casi un 2 % de los niños vuelven a mojar la cama después de haber logrado la continencia nocturna. Puede tratarse de una reacción psicológica ante un suceso importante en su vida: el nacimiento de un bebé en la familia, la pérdida de un ser querido, alguna enfermedad en su entorno, problemas en la escuela... Excepcionalmente, puede ser un síntoma de diabetes de tipo 1, que el médico podrá valorar al ir a consulta.

Enuresis aislada: ¿Qué es?

Hablamos de enuresis aislada cuando no existe, más allá de la enuresis, ningún otro síntoma o problema ligado al aparato urinario. Por ejemplo, si tu hijo experimenta dolor o escozor cuando orina, podría ser el síntoma de una infección. Esta enuresis se relaciona con problemas fisiológicos. Si, por el contrario, la enuresis no va acompañada de ningún otro síntoma, se la considera una enuresis aislada.

Tipos de enuresis según la frecuencia de la incontinencia nocturna

Independientemente de si la enuresis es primaria, secundaria o aislada, se distinguen 4 tipos de enuresis en función de la frecuencia de la micción involuntaria:

  • Enuresis nocturna episódica, cuando se trata de un episodio aislado,
  • Regular,
  • Irregular,
  • Intermitente, si el niño tiene también largos periodos de continencia.
  • Para establecer un punto de comparación a la hora de determinar la frecuencia, ten en cuenta que uno de cada tres niños con enuresis moja la cama al menos una vez por semana, y uno de cada cinco niños con enuresis moja la cama a diario. ¿De día o de noche?
  • La enuresis es en general nocturna, pero si el niño se hace pis de día, hablamos de enuresis diurna, considerada también como pérdidas de orina. Se puede deber a un retraso en el desarrollo de la vejiga, o podría ser un síntoma de una enfermedad subyacente. Si tu hijo no consigue nunca controlar su micción durante el día, es conveniente hablar con el médico.

Como ves, existen muchas formas de enuresis. Mojar la cama es normal cuando el niño es pequeño, pero también puede serlo después; sin embargo existen soluciones para la enuresis. Para encontrar el método más adecuado para tu hijo, es necesario determinar qué tipo de enuresis presenta, e identificar las posibles causas. ¿De día o de noche?

La enuresis es en general nocturna, pero si el niño se hace pis de día, hablamos de enuresis diurna, considerada también como pérdidas de orina. Se puede deber a un retraso en el desarrollo de la vejiga, o podría ser un síntoma de una enfermedad subyacente. Si tu hijo no consigue nunca controlar su micción durante el día, es conveniente hablar con el médico.

Como ves, existen muchas formas de enuresis. Mojar la cama es normal cuando el niño es pequeño, pero también puede serlo después; sin embargo existen soluciones para la enuresis. Para encontrar el método más adecuado para tu hijo, es necesario determinar qué tipo de enuresis presenta, e identificar las posibles causas

Los problemas adicionales de la enuresis

Que el niño no moje la cama intencionadamente no significa que la enuresis no genere ciertos problemas que, a la larga, pesan en la convivencia familiar. Levantarse con frecuencia para ocuparse de un accidente de incontinencia, cambiar las sábanas en plena noche, tener que limpiar las manchas que dejan las repetidas pérdidas de orina.. A menudo las familias tienen que comprar ropa de cama nueva o incluso un colchón nuevo. Son consecuencias de la enuresis que terminan por consumir mucho tiempo, energía y dinero.

¿Cómo actuar en caso de enuresis?

"La enuresis nocturna no es una enfermedad. Sin embargo, puede minar la autoestima de tu hijo y perturbar profundamente la vida familiar y su vida social. Ante todo, hay que evitar culpabilizar o estigmatizar al niño que tiene enuresis. Al contrario, necesita sentirse acompañado. Es un problema totalmente ajeno a su voluntad, que puede requerir del diagnóstico de un profesional de la salud. De hecho, se recomienda la visita al médico cuando el niño presente uno o varios de estos síntomas:

  • Moja la cama cuando ya ha cumplido 5 años,
  • Vuelve a mojar la cama después de haber controlado la micción durante al menos 6 meses,
  • Tiene más sed de lo habitual,
  • Ronca por la noche,
  • Nota molestias cuando orina

Algunas costumbres sencillas adoptadas a diario son de gran ayuda contra la enuresis. Es importante poner en práctica algunas costumbres lógicas, como la de ir al baño sistemáticamente antes de dormir, evitar beber mucho líquido por la tarde, o prescindir de las bebidas carbonatadas o azucaradas. Además, no hay que hacer un drama de la situación, y tu hijo tiene que entender que hay muchos otros niños en la misma situación. No sirve de nada reprenderle: no solo la incontinencia es un acto involuntario, sino que regañarle empeorará la situación. Hacer que se sienta seguro y responsable es la mejor solución para superar esta etapa. Mientras tanto, hay productos que realmente te ayudarán a atravesar este periodo de incontinencia, como son las braguitas y calzoncillos de noche DryNites. Funcionan como los pañales de noche, pero a diferencia de los pañales, son discretos y tienen el aspecto de ropa interior normal. Tu hijo no tendrá la sensación de llevar un pañal y seguirá sintiéndose mayor. La ropa interior de noche absorbente permiten al niño descansar de forma confortable a pesar de la posibilidad de mojar la cama accidentalmente, para que la noche transcurra serena para toda la familia.

Si el problema persiste, hay que consultar con el médico de cabecera o el pediatra en primera instancia. El especialista en salud determinará si la enuresis puede tener un origen psicológico o fisiológico. El diagnóstico y el seguimiento de la enuresis suele desarrollarse en tres fases.

En la primera consulta, el profesional procede a un examen clínico y hace unas preguntas al niño y a los padres. De hecho, cuando se trata específicamente de enuresis secundaria, hay preguntas importantes relacionadas con la vida familiar: ¿Cuándo ha comenzado? ¿Qué sucesos han ocurrido antes de ese periodo? Los diferentes momentos de la vida de un niño pueden ser una fuente de angustia y causar un proceso de regresión en la continencia nocturna.

Tras el examen, el médico puede determinar si las micciones nocturnas están relacionadas más con su cuerpo o con su cabeza, por decirlo de alguna forma. Si el origen no es fisiológico, el médico puede dar algunos consejos al pequeño paciente, y un método que le permitirá adquirir una cierta independencia en cuanto a la incontinencia nocturna. Por ejemplo, le puede aconsejar que haga un calendario de sus noches secas. La segunda consulta suele tener como objetivo una primera evaluación de su progreso. ¿El niño se ha implicado en el proceso? ¿Las acciones iniciales llevadas a cabo han reducido el problema de mojar la cama? En función de los resultados, se pueden adaptar los métodos y modificar las tareas, como añadir una alarma de incontinencia nocturna, o recomendar un medicamento para tratar la enuresis. Si el médico recomienda un tratamiento con desmopresina, la tercera fase será la disminución progresiva de las dosis.

Independientemente de si la enuresis que afecta a tu hijo es primaria o secundaria, hay varios consejos y trucos que puedes seguir para ayudarle a mantenerse seco por la noche."

Actualizado septiembre, 2021

Etiquetas: ¿Qué es mojar la cama? , Comprender lo que es mojar la cama , 3 - 4 años , 5 -7 años , 8 - 15 años

Artículos relacionados

Descubre nuestros productos

Encuentra el producto adaptado para tu hijo
Braguitas de noche absorbentes para niña

Braguitas absorbentes DryNites® para niñas de 3 a 15 años

Explorar más
Calzoncillos de noche absorbentes para niño

Calzoncillos absorbentes DryNites® para niños de 3 a 15 años

Explorar más
Protector de colchón absorbente

Protector de colchón para niños DryNites® BedMats

Explorar más
Rellena los campos obligatorios.
Rellena los campos obligatorios.
Rellena los campos obligatorios.