Enuresis nocturna infantil: tratamientos

Cómo tratar la enuresis en niños

Remedios para la enuresis en niños

 

Muchos de los niños que mojan la cama sólo necesitan un poco de tiempo para que el problema se resuelva de forma natural, mientras que otros necesitarán algo de ayuda. Los tratamientos para la enuresis van desde cosas muy simples que puedes hacer en casa hasta tratamientos prescritos por un médico. Aquí tienes algunos de ellos:

Braguitas y calzoncillos absorbentes DryNites®

Los calzoncillos y braguitas absorbentes DryNites® proporcionan a tu hijo la mejor protección durante la noche de una forma inmediata, y además puede utilizarse mientras se sigue cualquier tipo de tratamiento. Especialmente diseñados como la ropa interior de verdad, son discretos a la vez que tienen una gran capacidad de absorción, ayudando a tu hijo a mantenerse sequito y a descansar durante toda la noche.

Métodos de motivación

Premiar a tu hijo por los avances que va consiguiendo hará que se sienta más motivado y que no vea la situación por la que está pasando como algo negativo. Los líquidos y la hora del baño
Es importante que su hijo beba mucho durante el día. El Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE) recomienda 1.000 - 1.400mls para 4-8 años de edad, 1.200-2.300mls para 9-13 años de edad y 1.400 - 3.200mls para 14-18 años de edad, dependiendo de la temperatura y Nivel de ejercicio. Las bebidas efervescentes y con cafeína pueden estimular la vejiga, por lo que es mejor evitarlo especialmente antes de acostarse. Si bien puede ayudar a reducir la cantidad que beben una hora o así antes de acostarse, nunca negar a un niño que tiene sed una bebida. Fomente el uso regular del baño - entre cuatro a siete veces al día es normal.
Debes evitar que tu hijo tome líquidos durante la hora previa a irse a la cama, eso sí, si tiene sed nunca le niegues un vaso de agua. También debes acostumbrar a tu hijo a ir bastante al baño durante el día.

Alarmas de enuresis

Las alarmas para la enuresis pueden ser un tratamiento eficaz siempre que el niño esté motivado y sea capaz de manejar el sistema de alarma él mismo, con su apoyo. Son dispositivos que tienen un sensor de humedad y un emisor de sonido, luz o vibración, y se pueden colocar sobre la cama o en la ropa interior. La alarma hace que el niño se despierte cuando detecta una señal de humedad, así puede levantarse e ir al baño. Además, esto ayudará al niño a desarrollar una mayor sensibilidad y capacidad de reacción a los estímulos que su cabeza le envía cuando la vejiga está llena durante el sueño. Estas alarmas pueden ser bastante efectivas (tienen un porcentaje de éxito del 70%), pero puede llevar un tiempo hasta que hacen efecto y deben utilizarse con niños que estén motivados y sean capaces de utilizarla por sí solos con algo de ayuda por tu parte, por lo que es un sistema que sólo se recomienda para niños con cierta edad (a partir de los 6-7 años)

Medicación

En algunos casos, los médicos pueden prescribir un medicamento anti-diurético que reduzca la cantidad de orina producida durante la noche y por lo tanto disminuya la necesidad de orinar durante el sueño. Esto puede ser útil para situaciones particulares, como cuando un niño pasa la noche fuera de casa y, a veces se utilizan más largo plazo. Aunque tienes que saber que la medicación no funciona en todos los casos, y en los casos que lo hace puede haber una recaída en el momento que se deja el tratamiento.

Terapias alternativas

Las terapias complementarias tales como la hipnoterapia, la acupuntura, la homeopatía y la quiropráctica también se pueden utilizar para ayudar a tu hijo si el problema persiste, aunque no hay mucha evidencia de su eficacia. Habla con tu médico sobre los posibles tratamientos.

Configuración de Cookies