Dormir fuera de casa no será un problema

Consejos para dormir fuera de casa

 Mojar la cama puede presentar algunos nuevos desafíos para los niños con ya determinada edad, pero con tu ayuda y apoyo será capaz de superar cualquier problema.  

Es muy importante mostrar a tu hijo que entiendes lo que está pasando y que no es culpa suya. Animarles a hablar de ello y a compartir sus sentimientos y preocupaciones les ayudará mucho.   

Consejos para las noches fuera de casa:

Si su hijo está dispuesto a dormir fuera de casa pero le preocupa mojar la cama, anímale a convencerse de que es algo que tiene solución y que puede disfrutar tranquilo de sus planes.

Que sepan que muchos niños a su edad tienen el mismo problema les ayudará a aceptarlo mejor. 

La mejor solución para solucionar el problema de pasar la noche fuera de casa es llevando siempre consigo sus calzoncillos y braguitas absorbentes DryNites®. Son como la ropa interior de verdad y pueden usarlos debajo del pijama sin que nadie note que los llevan puestos. Esto les dará la seguridad que necesitan. 

Recuerda a tu hijo también que beba un poco menos líquido durante las horas antes de acostarse.

Para pasar la noche fuera prepárale su pequeño equipaje con un pijama y unos DryNites® de repuesto por si acaso. 

Además, con el permiso de tu hijo, habla con el adulto que vaya a hacerse responsable de él durante la noche fuera de casa para que esté preparado es caso de algún pequeño accidente